¿Qué es una operación maxilofacial?

Cirugia maxilofacial

Una cirugía maxilofacial (cirugía ortognática) es un tipo de especialidad odontológica que se especializa en el estudio, en la prevención diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de aquellos problemas que pueden afectar a la estructura anatómica del cráneo, cuello o cabeza. También trata las zonas de la cavidad oral, dientes o maxilares.

Para comprender qué es una operación maxilofacial hay que entender que es un procedimiento que se debe de llevar a cabo únicamente por cirujanos especializados, con conocimientos relacionados con oncología y cirugía reconstructiva facial, además de en anomalías dentofaciales y otros campos.

Vamos a profundizar más en estos temas en los siguientes campos.

¿Qué es una operación maxilofacial y para qué sirve?

Este tipo de operación se utiliza para solucionar ciertos problemas funcionales y estéticos que evitan que los dientes puedan estar en la posición correcta. Es una buena alternativa para corregir el problema de maloclusión dental (para colocación de los dientes), para tratar una mala posición o una incorrecta proporción entre el maxilar superior y la mandíbula.

Podemos entender más fácilmente qué es una operación maxilofacial conociendo sus fases en detalle.

Fases de una operación maxilofacial

que-es-operacion-maxilofacial

·Planificación inicial: Antes de someterse a la operación, será crucial que el cirujano haya estudiado con detalle todo el proceso (para ello deben de colaborar varios especialistas, cómo el cirujano y el ortodoncista). Esta primera fase comprende analizar la situación personal de cada paciente, hacer radiografías, estudiar tejidos blandos, hacer estudios tridimensionales, etc.

Así se puede saber exactamente los rasgos que se deben de tratar y los resultados que se pueden conseguir con la cirugía maxilofacial.

  • Implantación de ortodoncia: Antes de que se produzca la intervención, el profesional recomendará una ortodoncia en el paciente. El objetivo de la misma es lograr rectificar una incorrecta colocación de los dientes. Esta fase requiere de bastante tiempo (de unos 18 meses más o menos) y se considera completamente imprescindible, ya que preparará la boca para la operación.
  • Intervención: El cirujano informará sobre todos los riesgos de la operación, además de sobre todas las precauciones que el paciente tendrá que sopesar. Para llevar a cabo la intervención se debe de aplicar anestesia general. Es por ello, por lo que el proceso requerirá de una cierta hospitalización.
  • Cuidados del postoperatorio: Cuando haya terminado la operación, en la zona tratada se producirá una inflamación que puede estar así durante un mínimo de 6 semanas y un máximo de 6 meses (dependerá de cada persona). Para combatir la inflamación habrá que aplicar compresas de hielo. También se le recomendará al paciente dormir con la cabeza en alto y hacer deporte físico, ya que estas pautas contribuirán a agilizar el proceso de recuperación.

Además de todo lo anterior, habrá que acudir al odontólogo para cumplir con las revisiones establecidas, como los especialistas en cirugia oral y maxilofacial en bilbao. El profesional observará y controlará todos los aspectos, siendo capaz de aplicar el tratamiento adecuado y combatir cualquier posible problema antes de que vaya a más.

Ahora ya sabes que es una operación maxilofacial.